Primer Domingo de Adviento

Primer Domingo de Adviento

Alejandro De la Sotta
00:07:57
Link

About this episode

Oración envolvente


En la segunda lectura de hoy, escuchamos a San Pablo decir: “Que tu armadura sea el Señor”.


Por lo tanto, podríamos orar de la siguiente manera:


Rodéame, Señor.


Mantén la protección cerca; mantén el peligro lejos. Rodéame, Señor.


Mantén la esperanza dentro; mantén la duda lejos. Rodéame, Señor.


Mantén la luz cerca; mantén la oscuridad lejos. Rodéame, Señor.


Mantén la paz interior; mantén la lucha lejos. Rodéame, Señor.


Guarda el amor dentro; mantén el odio lejos.


Amén.